K-BITS

Micronotas de Ciencia y Tecnología en Español

El fin de una era

por:
Federico Cirett Galán

Federico Cirett Galán

La semana pasada Intel sacudió el mundo de la tecnología al anunciar que se retira del mercado de las Computadoras Personales.

El gigante fabricante de microprocesadores, que parecía imparable y que a codazos y golpes bajos avasalló a toda competencia, ha tirado la toalla. Durante los 90’s y la primer década del milenio, Intel dominó a sus rivales, produciendo microchips cada vez más rápidos y eficientes, dejando poco margen de utilidad ( y de error) a Motorola/IBM, Transmeta, Cyrix y AMD.

Las computadoras personales nacieron casi al mismo tiempo que el microprocesador, a mediados de la década de los 70’s. Sin embargo, no es hasta 1981 que inicia la Era de las PC cuando IBM introduce la primera Personal Computer (PC), con un microprocesador Intel 8088. Poco a poco las PC comienzan a ganarle terreno a las macro y súper computadoras que había en las oficinas. En ese entonces la interface con las PC’s era en modo texto, esto, debido al sistema operativo, Microsoft MS-DOS. En 1990, Microsoft introduce Windows 3.0, un sistema operativo gráfico apoyado por un mouse o apuntador y a partir de entonces se registra una explosión de compras de computadoras personales.

Las primeras PC’s de escritorio costaban alrededor de 2,000 dólares, hoy en día podemos encontrar computadoras portátiles a 300 dólares o menos, esto, gracias a que muchas empresas entraron al mercado a producir computadoras compatibles con las PC’s. Solo necesitaban un procesador Intel y Windows.

Las ventas globales de PC’s se incrementaban año con año, hasta que inició la Revolución Móvil en 2007 con el lanzamiento del primer Smartphone, el iPhone, el cual utiliza una arquitectura totalmente diferente a la de Intel, un chip optimizado para el bajo consumo de energía. El último año de crecimiento en ventas de las computadoras personales fue en 2011, cuando se colocaron alrededor de 355 millones de unidades. Para 2015, sólo se vendieron 238 millones de computadoras.

En cambio, en menos de 10 años – técnicamente menos de 9 años, porque el iPhone original se anunció en junio de 2007- la venta de Smartphones pasó de 122 millones de unidades anuales a 1,423 millones, es decir, el mercado creció 10 veces. Y no sólo fueron los Smartphones los que se comieron la tajada de las PC’s. Resulta que en este tiempo también se introdujeron dos nuevos dispositivos: las tablets y las Chromebooks. Las tablets o tabletas son prácticamente una computadora portátil sin teclado físico, tienen una batería de gran duración y son ideales para consumir medios, como noticias, videos y redes sociales. Las Chromebooks son computadoras portátiles sin sistema operativo. Al encender, lo único que tienen para que los usuarios interactúen con ella es un navegador de Internet. No tienen disco duro, y apenas tienen memoria RAM o principal. Su existencia está justificada por estar siempre conectada a la red. Guarda todos sus archivos en “la nube” o un servicio de alojamiento remoto. Las tabletas, como las Chromebooks, cuentan al igual que los Smartphones, con microprocesadores de alta eficiencia ARM y son muy baratas en comparación de una PC.

Microsoft reaccionó tarde a la amenaza de los dispositivos móviles y tiene prácticamente cero participación en el mercado de sistemas operativos móviles, pero cambió su estrategia y ahora ofrece sus programas tanto en Android como en iOS. Intel, por su parte, reaccionó tardísimo y no logró colocar celulares con un microprocesador de la familia x86, así que decidió cambiar de estrategia y estará despidiendo a 12,000 personas en los próximos meses, alrededor de un 10% de su fuerza laboral, precisamente los empleados que estaban encargados en desarrollar procesadores para PC’s.

Ahora Intel se dedicará a fabricar CPU’s para servidores, pues para que exista la nube y el Internet, es necesario que existan granjas de servidores (Datacenters) que provean los servicios remotos que demandan las aplicaciones móviles. Aún así, se seguirán vendiendo computadoras personales por mucho tiempo, pues las empresas e instituciones seguirán teniendo necesidad de ellas, pues son más fáciles de utilizar para hacer trabajo de oficina.

Sin embargo, no dejo de pensar que resulta irónico que Intel deje el mercado de las computadoras personales, justo en 2016, cuando están despegando las ventas de los aparatos de realidad virtual y aumentada, como los Oculus Rift, los Hololens y Magic Leap, los cuales necesitan estar conectados a una PC con el suficiente poder de cómputo para mostrar un mundo virtual interactivo que cambia con el movimiento del cuerpo o la cabeza. Estes es el amanecer de una nueva era.

Doctor en Ciencias Computacionales
por la Universidad de Arizona
Profesor-Investigador de la Universidad de Sonora
@fd_x, www.k-bits.com

Comentarios

comentarios

Comments are closed.