K-BITS

Micronotas de Ciencia y Tecnología en Español

La evolución al auto eléctrico

Federico Cirett Galán

Federico Cirett Galán

Desde el comienzo de la era automotriz, hace más de un siglo, han existido los autos con motor eléctrico. Sin embargo, la falta de una batería capaz de almacenar la suficiente energía ha limitado su rango de acción, y su popularidad.

Esto, aunado a lo fácil y económico que es destilar gasolina desde el petróleo, y almacenarla en un compartimiento debajo de un auto, ha provocado que los vehículos de combustión interna se convirtieran en los medios de transporte dominantes dentro y fuera de las ciudades de todo el mundo.

Hoy en día los autos a gasolina representan más del 99% del parque vehícular mundial. Además, este parque está en constante crecimiento. Globalmente, la situación es alarmante: el número de autos pasó de 580 millones en 1990 a 1,000 millones de autos en 2010. En México se ha cuadriplicado el parque entre 1990 y 2014, pasando de 6.5 millones de autos en 1990 a 25.2 millones en agosto de 2014, esto de acuerdo a cifras oficiales del INEGI, que no incluyen en sus cifras los autos que no están documentados o registrados, al ser importados ilegalmente al país.

Tanto auto circulando está contaminando nuestra ciudades. Al quemar gasolina, emiten dióxido de carbono a la atmósfera, entre otras sustancias nocivas, afectando la salud de todos los ciudadanos. La semana pasada varias ciudades de China, entre ellas Beijing y Shangai, emitieron alertas ambientales, prohibiendo las actividades escolares y la circulación de miles de autos, por los altos niveles de contaminación ambiental. En la India, a partir de Enero de 2016, los vehículos con placas pares e impares se alternarán los días de circulación. En la Ciudad de México, se tienen décadas con programas similares.

Una solución a este gran problema de contaminación ambiental es el de introducir autos con motor eléctrico, cuya energía provenga de una batería previamente cargada. General Motors intentó comercializar un vehículo así a mediado de los años 90’s, pero el programa costó mil millones de dólares y sólo produjo 1,100 autos eléctricos, con un costo por unidad cercano a un millón de dólares, haciendo este programa inviable.

Desde 1997, Toyota inició la venta de un auto híbrido, el Prius, el cual funciona con un motor a gasolina, asistido por un motor eléctrico. Más recientemente, algunos modelos de Prius pueden funcionar hasta 40 kilómetros sólo en modo eléctrico. Esta es una solución parcial, pues se sigue quemando gasolina y emitiendo dióxido de carbono.

Es por eso que a partir de 2010, varias empresas iniciaron la venta de autos eléctricos en mercados como Estados Unidos, Europa, China y Japón. De estos, se tienen 2 vehículos totalmente eléctricos: el Tesla modelo S y el Nissan Leaf. El primero tiene un rango de operación cercano a 400 kilómetros por carga, mientras que el segundo alcanza 135 kilómetros por carga. Ambos suficientes para circular en la ciudad.

Otro de los vehículos introducidos es el Chevy Volt, el cual es un híbrido en serie, lo que significa que su motor principal es eléctrico, y utiliza un motor a gasolina para recargar sus baterías. Su rango de acción es de 85 kilómetros en modo eléctrico y más de 400 kilómetros en modo híbrido.

Las ventas globales de autos eléctricos desde 2010 a Octubre de 2015 han alcanzado más del millón de unidades. En Julio de 2014 se registraron los primeros 500 mil vehículos y en Septiembre de este año se logró superar el millón, representando los autos totalmente eléctricos cerca del 60% y los híbridos en serie el porcentaje restante.

Existen dos grandes impedimentos para la comercialización efectiva del auto eléctrico: las baterías necesarias son caras y el precio de petróleo va a la baja. El módulo de baterías del Tesla “S” tiene un costo aproximado cercano a los $10,000 dólares, mientras que los del Nissan Leaf y el Chevy Volt ronda los $3,000 dólares. Este hecho deja a los autos eléctricos en la categoría de los vehículos de lujo. Sin embargo, en todos los mercados donde se venden hay programas fiscales e incentivos por parte de los gobiernos para favorecer la introducción de este tipo de autos. En todos, menos en nuestro país.

En México, a la fecha, existen alrededor de 500 autos eléctricos, siendo la mayoría de ellos, cerca de 300 Nissan Leaf y el resto de diferentes marcas, incluyendo conversiones de autos convencionales a eléctricos, y casi todos ellos, circulando en la Ciudad de México.

Es necesario que en nuestro país se fomente el uso de autos eléctricos y de híbridos, por medio de políticas públicas y de programas de incentivos, infraestructura, así como el impulso de una o varias empresas mexicanas que desarrollen y produzcan autos eléctricos y/o híbridos en México. Contamos con los centros de investigación, la capacidad técnica y humana para llevar a cabo un proyecto de ésta magnitud, para enfrentar el tamaño problema de contaminación que tenemos encima.
Sólo es cuestión de enfocarnos.

Federico Cirett Galán, PhD
Doctor en Ciencias Computacionales
por la Universidad de Arizona
Profesor-Investigador de la Universidad de Sonora
@fd_x, www.k-bits.com

Comentarios

comentarios

Comments are closed.